Salud

Post vacaciones: enfermedades más comunes con las que regresan los viajeros

Cuando existe sospecha de una patología contraída fuera del país, es importante recopilar toda la información sanitaria del viaje.

Autor: RSalud 17 enero, 2019

La época estival hace que cientos de personas se trasladen a zonas tropicales y subtropicales por turismo. Esto, sumado al cambio climático, propicia que enfermedades autóctonas también se desplacen. En Argentina, el verano es la época de mayor tráfico.

El doctor Aníbal Feder, director médico de Emergencias S.A. y miembro de la Comisión de Jóvenes de la Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS),  afirma que las principales patologías con las que regresan las personas se relacionan con cuadros Infecciosos.

  • Dengue, zika y chikungunya: son enfermedades transmitidas por mosquitos (Aedes Aegypti), Si durante el viaje o al regreso se presentan síntomas como fiebre, dolor muscular o articular, vómitos, malestar general o sarpullido, no hay que automedicarse y consultar inmediatamente al médico. La fiebre amarilla también se encuentra dentro de esta categoría, es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de ciertas especies de mosquitos. Para viajeros se recomienda la vacunación a quienes se dirijan a una zona con circulación activa comprobada de fiebre amarilla y no presenten contraindicaciones para recibirla.
  • Diarrea del viajero:La diarrea es el trastorno de salud más frecuente en las personas que viajan y se debe fundamentalmente a la ingesta de agua y alimentos no seguros. En caso de presentar diarrea es fundamental evitar la deshidratación, beber abundante cantidad de líquido (agua mineral, caldo, té, agua de arroz) y consultar al médico.
  • Sarampión: Es una enfermedad viral muy contagiosa y potencialmente grave, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Es recomendable que los niños entre 6 y 11 meses de vida inclusive, que viajen al exterior reciban una dosis de vacuna triple viral. Esta dosis es adicional y no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación regular. Si presenta fiebre y erupción cutánea durante el viaje o dentro de las tres semanas del regreso, deberá consultar inmediatamente al médico informando el antecedente de viaje y no concurrir a lugares públicos hasta que el médico te autorice.
  • Otitis: consiste en la inflamación del conducto auditivo, es muy frecuente en verano. Se produce en personas que tienen o han tenido algún tipo de lesión en la piel del conducto auditivo o permanecen mucho tiempo bajo el agua. Aunque puede darse en cualquier edad, es más frecuente en niños, sobre todo en época de pileta.
  • Hantavirus: El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta. Los ratones silvestres (principalmente los Colilargo) lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

Como se transmite:

-Por inhalación: Es la causa más frecuente. Ocurre cuando respiramos en lugares abiertos o cerrados (galpones, huertas, pastizales) donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus contaminando el ambiente.

-Por contacto directo: Al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores

-Por mordeduras: Al ser mordidos por roedores infectados.

-Por vía interhumana: puede transmitirse entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.

Los síntomas se parecen a un estado gripal,  fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas (dolores de cabeza) náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”. Las personas que presenten síntomas de la enfermedad deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas.

  • Enfermedades cutáneas:Hay un amplio espectro de enfermedades de este tipo post viajes. Pueden ser causadas por parásitos o bacterias, y se transmiten por mosquitos o por contacto con suelo infestado. Algunas de las más frecuentes son larva migrans y leishmaniasis.
  • Enfermedades respiratorias: Aquellas personas que viajen al hemisferio norte (Europa, Estados Unidos, etc.) estarán expuestas al virus de la gripe, resfrío y otros respiratorios que actualmente circulan en dicha región.

“En todos los casos, es fundamental realizar un adecuado seguimiento del paciente en la consulta, para recopilar toda la información de salud necesaria. De esta forma, es posible conocer el tipo de viaje realizado (alto o bajo riesgo), así como las vacunas y tratamientos recibidos. También es importante saber si hubo problemas sanitarios en el lugar (brotes, epidemias, endemias) y  si se descartó alguna enfermedad ante la presencia de ciertos síntomas” precisó el especialista de Fundación FESS.

Suscribite al Newsletter de Rsalud para recibir todas las novedades